La Empresa Consciente

Una empresa consciente toma en cuenta en segundo lugar el recurso personal e individual de cada empleado y en primer lugar las necesidades de sus clientes.
Los empleados empatizan con los clientes, distanciándose de su entendimiento y centrándose en dar soluciones viables y efectivas.
De esta forma el enfoque de los recursos humanos y técnicos de la compañía cambian de perspectiva: primero el cliente, luego la empresa.
Freddy Kofman, coach y economista, planteó el término de “Empresa Consciente” para según sus propias palabras crear “el éxito más allá del éxito”; Comunicación auténtica, para decir la propia verdad y permitir que otros digan la suya; Compromiso impecable, para coordinar acciones de modo responsable; Liderazgo honesto, porque ser, más que hacer, es el camino básico hacia la excelencia.”